Redacción Periódico Vértice/Foto: Ilustrativa

La crisis que presenta Siria, Irak y Yemen se agudiza cada vez más, afectando aproximadamente a 17,5 millones de personas quedando sin hogar. Sólo en Siria, 11,5 millones de personas han abandonado sus hogares desde que comenzó la guerra en Oriente Medio. Según el informe emitido por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). La situación que cursa Siria, Irak y Yemen es crítica por la magnitud de desplazamientos de la región.

El Presidente del CICR, Peter Maurer dijo “Lo que estamos presenciando es un asalto sostenido sobre la indiferencia masiva para la prestación de asistencia sanitaria en tiempos de conflicto”. A principios de abril de este año, casi 274.000 permanecían desplazadas de sus hogares, la extensión del daño se ha complicado por las tácticas de guerra en las ciudades densamente pobladas, y urbanas contra la población civil.

Alepo, un centro económico floreciente en el norte de Siria, quedo en ruinas después de cuatro años  35.000 personas fueron evacuadas de las zonas vecinas en sólo una semana. En Ramadi, Irak, que fue recientemente liberado del Estado Islámico. Cerca del 60 por ciento de su población civil fueron capaces de volver a la ciudad, una décima parte de los iraquíes fueron arrancados de sus hogares.

El informe insta a las partes involucradas en el conflicto a respetar las normas del derecho internacional humanitario (DIH), proteger el medio urbano, y ayudar rápidamente a la población civil.

l

NO HAY COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA