Todo listo para inauguración de mundial Rusia 2018

0
55

Redacción y Foto: Agencias.

A las afueras del estadio de Luzhniki, en Moscú, se vive en un estado de bipolaridad constante: unos corren para organizar las tarimas que quedan en el acceso principal al escenario, otros, con calma, se limitan a saludar. Falta menos de un día para la inauguración del Mundial de Rusia y todo parece estar listo. Y lo que no, lo estará en breve, pues para eso hay manos por todas partes, voluntarios que apenas balbucean una que otra palabra en inglés, pero que con gestos, con miradas y hasta con las manos se hacen entender.

Al frente del escenario, que fue el epicentro de los Juegos Olímpicos de 1980, permanece una estatua de Vladimir Ilich Ulianov, conocido como Lenin, el bolchevique que comandó una revolución que cambió no solo a este país, sino al mundo entero. El hombre que creyó que Dios se uniría aRusia por el simple hecho de creer en un cambio. Hoy, 135 años después de eso, existe otra unión, diferente, claro está, pero también muy poderosa, la del fútbol, la de la pelota.

En la sala de prensa, un lugar amplio con mesas largas y televisores a cada costado (60 en total), hay un hombre de barba pareja, canosa, cejas pobladas y con nariz aguileña. Su acento lo delata mientras dialoga con un colega. Es Andrea Santorini, un italiano que trabaja en el diario La República, y que en esta Copa del Mundo no tendrá un equipo fijo para seguir.

“Alemania, Inglaterra y Portugal”, dice mientras muerde el borde de sus lentes, y piensa el impacto que tendrá para la gente de su país que la selección de Italia no esté en el Mundial. “Estan dolidos, pero aún así leerá mucho de lo que mandemos de Rusia porque somos futboleros y cuando el balón importa tanto no puedes darle la espalda al evento más importante de todos. El orgullo te restringe, pero la razón te obliga a querer saber”.

Junto a Andrea hay un periodista de Inglaterra que teclea solo con los índices y tan fuerte como si su computador estuviera dañado. Habla en voz alta con su acento británico, elegante, pomposo, como espera que sea su equipo, el que comanda Harry Kane, uno de los mejores jugadores del planeta y que estará integrando en Grupo G junto a Bélgica, Panamá y Túnez. “Tienen que pasar, y de primeros”, apunta a manera de regaño, blindando lo que podría ser una situación temible para uno de los favoritos de Rusia 2018.

El verbo gustar, cualquiera que sea el idioma en el que se pronuncie, es la razón por la cual un lugar con capacidad para más de 200 personas estará a reventar durante los próximos días, mientras afuera, en las gradas, otras 80 mil gritarán en el estadio con mayor capacidad del evento, en el que todo comenzará este 14 de junio y en el que todo finalizará el 15 de julio cuando se conozca el nuevo campeón del mundo.

l

NO HAY COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.