El Tribunal Supremo de Venezuela anunció este sábado que renunció a asumir las funciones del Parlamento, después de que el presidente Nicolás Maduro pidiera a la Corte que revisara la sentencia que retiraba sus poderes a la Asamblea Nacional.

El Tribunal Supremo venezolano informó en un comunicado que “suprime” algunas partes de la citada sentencia y dejó sin efecto su anterior decisión de asumir las competencias del Parlamento.

“Se aclara de oficio la sentencia N°156 de fecha 9 de marzo de 2017, en lo que respecta” a que el TSJ asume dichas competencias “mientras persista la situación de desacato y de invalidez de las actuaciones de la Asamblea Nacional”, según el informe publicado en la página web del Tribunal.

Con esa decisión, el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela devolvió a la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, sus poderes. Se trata de una decisión insólita e inédita en la historia del movimiento político que rige los destinos del país desde hace poco más de 18 años.

l

NO HAY COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.